Poseer solo conocimientos o habilidades no significa ser competente, porque se puede conocer las reglas gramaticales, pero ser incapaz de redactar una carta; es posible enumerar los derechos humanos y, sin embargo, discriminar a las personas.

Competencias para la vida

Competencias para el aprendizaje permanente
• Habilidad lectora
• Integrarse a la cultura escrita
• Comunicarse en más de una lengua
• Habilidades digitales
• Aprender a aprender

Competencias para el manejo de la información
• Identificar lo que se necesita saber
• Aprender a buscar
• Identificar, evaluar, seleccionar, organizar y sistematizar información
• Apropiarse de la información de manera crítica
• Utilizar y compartir información con sentido ético

Competencias para el manejo de situaciones
• Enfrentar el riesgo y la incertidumbre
• Plantear y llevar a buen término procedimientos
• Administrar el tiempo
• Propiciar cambios y afrontar los que se presenten
• Tomar decisiones y asumir sus consecuencias
• Manejar el fracaso, la frustración y la desilusión
• Actuar con autonomía en el diseño y desarrollo de proyectos de vida

Competencias para la convivencia
• Empatía para relacionarse armónicamente con otros y la naturaleza
• Ser asertivo
• Trabajar de manera colaborativa
• Tomar acuerdos y negociar con otros
• Crecer con los demás
• Reconocer y valorar la diversidad social, cultural y lingüística

Competencias para la vida en sociedad
• Decidir y actuar con juicio crítico frente a los valores y las normas sociales y culturales
• Proceder a favor de la democracia, la libertad, la paz, el respeto a la legalidad y a los derechos humanos
• Participar teniendo en cuenta las implicaciones sociales del uso de la tecnología
• Combatir la discriminación y el racismo; desarrollar una conciencia de pertenencia a la cultura, al país y al mundo